Costumbres

Historia | Clima | Geografia | Tradiciones | Costumbres


 
CUNA DEL FOLCLORE
 
El Congreso de la Nación Argentina sancionó el 27 de noviembre de 2002, una Ley que declara a Santiago del Estero: "Ciudad Madre de Ciudades y Cuna del Folclore".
Tanto el Senado como la Cámara de Diputados y el Poder Ejecutivo de la República Argentina, (a poco de cumplir Santiago del Estero sus 450 años de fundación, el 25 de julio de 2003) reconocieron los méritos históricos de la ciudad capital como madre de muchas ciudades argentinas y de la provincia toda como cuna del folclore.
El proyecto que dio origen a la mencionada ley fue impulsado por el legislador Roberto Abalos, hijo de uno de los "Hermanos Abalos" y por supuesto sobrino de los demás integrantes del exitoso conjunto folclórico que ha llevado nuestra música por el mundo.
Este es un reconocimiento que el gobierno nacional tributa a la ciudad más antigua de Argentina. Se fundamenta en los significativos aportes que los músicos y bailarines santiagueños hicieron a la construcción de la nacionalidad, preservando las tradiciones populares, desde los tiempos de don Andrés Chazarreta "El patriarca del folclore" y que continúa con los innumerables exponentes que sigue generando este suelo.
Al decir de Julio Carreras (h) en sus escritos sobre Mitogénesis del Carácter Santiagueño, "los santiagueños tal vez seamos el pueblo con personalidad más nítidamente definida de toda la Argentina". En efecto, en la personalidad de nuestro pueblo viene inmerso el amor a las tradiciones y la pasión por el folclore, enriqueciendo permanentemente la cultura provincial y nacional. Baste citar a padres de la cultura como Julio Argentino Jerez, los Hermanos Abalos, Homero Manzi, Los Carabajal o a escritores de la talla de Ricardo Rojas, Bernardo Canal Feijóo, Orestes Di Lullo y tantos más que hicieron un aporte invalorable para la formación de la identidad argentina.
 
LENGUA
Santiago del Estero es una provincia en la que el biligüismo quichua-castellano se presenta como característica notable dentro del territorio argentino.
El origen del quichua en la provincia es un enigma para los investigadores del tema. Algunos sostienen que llegó con los conquistadores españoles, quienes venían acompañados por personas que hablaban la lengua de los incas y que fueron éstos quienes la transmitieron a los indígenas que poblaban el territorio provincial. Esta teoría es apoyada por el famoso quichuista Domingo A. Bravo.
Otros estudiosos opinan que Santiago del Estero formaba parte del imperio de los incas y que los aborígenes de la zona ya conocían y hablaban el quichua antes de la llegada de los españoles.
Cualquiera sea la respuesta a este interrogante, lo cierto es que en Santiago hay departamentos como Salavina, Loreto, Figueroa, Atamisqui y Avellaneda en los que aún hoy se habla quichua.  
 
¿COMO HABLAMOS LOS SANTIAGUEÑOS?
Además del empleo de vocablos quichuas, hay ciertas particularidades que el Prof. Elvio Aroldo Avila (escritor, periodista, profesor e investigador de los fenómenos lingüísticos), consideró importante destacar:
-  La tonada: similar a la mejicana y en cierto aspecto a la chilena.
-  El seseo: la “s” se pronuncia arrastrada y suele sonar como un silbido.
-  La “i”: la “y” se pronuncia como “i”. Por ejemplo en lugar de “ayer”, se pronuncia “aier”; o “maio” por “mayo”; o “io” por yo.
-  La “r” y la “rr”: cuando constituyen la primera letra de una palabra, se pronuncian con un timbre sibilante y arrastrado.
-  Los verbos: si bien existe el “voseo” (“vos” en lugar de “tú”), el verbo en presente se emplea correctamente. Por ejemplo: vos “quieres”; vos “sabes”; vos “tienes”.
Otra característica es la preferencia en el uso del verbo en pretérito perfecto del modo indicativo, en lugar del pretérito indefinido. Ejemplos: “He venido” en lugar de “Vine”; “He trabajado” en vez de “Trabajé”.
-  Expresiones típicas: hay costumbres idiomáticas muy usadas en el lenguaje coloquial. Ellas son:
“¿Qué no?": la intención es indagar sobre la aceptación o acuerdo por parte del interlocutor acerca de lo que se habla. Ejemplos: “Te gusta, ¿qué no?”; “Hoy hace calor, ¿qué no?”.
“Pues” o “Po”: es una muletilla que refuerza lo hablado. Ejemplos “No te vayas, pues”. “Ayer bailamos, po”.
“Meta”: se emplea como afirmación. Ejemplo: Nos encontramos allá. “Meta”.
 
 

Direccion

Direccion: Libertad 417

CP: 4200 - Santiago del Estero

Telefono: (0385) 421-3253

E-mail: informes@turismosantiago.gob.ar


Ubicacion